Cartel En camino



EN CAMINO ...si uno hace un viaje...

Igor Stravinsky
  Suite Italienne
(1882-1971)
   
   
Bohuslav Martinů
  Variaciones sobre un tema eslovaco
(1890-1959)
   
   
Béla Bartók
  Cuatro canciones populares húngaras
(1881-1945)
   
   
  Danzas populares rumanas
     
   
pausa
 
     
   
Francis Poulenc
  Suite Française
(1899-1963)
   
   
Manuel de Falla
  Siete canciones populares españolas
(1876-1946)
   
   
    Pantomima y Canción (El amor brujo)
     
back
El Duo Escarlata le lleva por un viaje con suites, canciones y danzas de España, Francia, Italia, la antigua Checoslovaquia, Hungría y Rumania. Los compositores de estas piezas viajaron mucho y coleccionaron impresiones de otros países y culturas, canciones populares y danzas que se reflejan en sus obras.
Así Igor Stravinsky tomó el material de danzas barrocas por el compositor italiano Giovanni B. Pergolesi y formó la suite Pulcinella y un ballet con el mismo título. Tomando ambas piezas Stravinsky él mismo escribió la suite italiana algunos años más tarde. Béla Bartók coleccionó más de mil canciones populares de Europa del Este y las utilizó como origen para sus propias canciones y las danzas populares rumanas. Al contrario de algunos contemporáneos (por ejemplo: Arnold Schönberg) Bartók reconoció el folclore como base de la música artística. También a Manuel de Falla la música folclórica sirvió como fuente de composición. Particularmente estuvo interesado en el cante jondo (los cantos del flamenco). Pantomima y Canción son dos piezas de „El amor brujo“. La historia trata de una joven gitana andaluza que se enamora. Sin embargo, ella es perseguida por su marido difunto y trata de exorcizar este espíritu con un ritual de fuego. Las siete canciones populares españolas fueron creadas durante la estancia de de Falla en París bajo la influencia del impresionismo a través de sus amistades con Maurice Ravel y Claude Debussy. Igualmente en la música del compositor bohemio Bohuslav Martinů, que pasaba sus últimos años en Suiza y murió en Liestal, se da cuenta de ritmos folclores vitales. A veces quejumbroso, casi como una súplica anhelante, luego de nuevo orgulloso y animado. Francis Poulenc perteneció a „Les Six“, un grupo de compositores que rechazaron el impresionismo en favor de la simplicidad y la claridad. La suite francesa está basada en danzas de Claude Gervaise, un compositor del barroco temprano. Originalmente escrita para una orquesta pequeña Poulenc él mismo instrumentó la suite unos veinte años más tarde por su amigo, el violonchelista Pierre Fournier. Juntos dieron coniertos – Poulenc tocaba el piano – en varias ciudades italianas.